La pluma es la lengua del alma,¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso! Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie.El retirarse no es huir, ni el esperar es cordura cuando el peligro sobrepuja a la esperanza.Cada uno es como Dios le hizo, y aún peor muchas veces.

D.Miguel de Cervantes Saavedra

miércoles, 19 de octubre de 2011

ENTRE EL LÍMITE DEL BIEN Y DEL MAL

Encontrar el límite entre el bien y el mal en mi dia a  dia cotidiano,  francamente, es muyyyy dificil, ¿cuántas veces nos has deseado mandar a la mierda, a la señora que se coloca delante de tí en una actuación infantil? ¿ si mas cabe que es tu filio?, respuesta, mil en menos de una hora. Eso lo dice el mal y el bien te sacude la cabeza y te dice "pero si es que la señora es mayor que tú y no ve tres en un burrooooo!", y el mal te responde " pues que hubiera llegado antes a coger asientooooooooooo" . Y el que aparca donde tú antes habías puesto el intermitente, pausadamente, esperando a que salga el otro coche!!!,  a que sí? a que a veces, no sabemos poner los límites, ante estos momentos es mejor pensar que la señal del límite del bien y del mal llegara en cualquier momento.
 Lo peor, es cuando estás en la cuerda floja, es decir, tú y los que te conocen tan sumamente educada, la que pides todo por favor y siempre, siempre...das las gracias; pues llega el día en el que sale la niña rebelde escondida en tí, que ese día se saltó la clase de educación porque prefería irse a jugar y..................te cagas en la p.m del que está enfrente tuya.
Pero lo que más me hace pensar entre el límite del bien y del mal son las juergas, si, si, esas juergas en las que te ves involucrado en una espiral de diversión, donde el angelito bueno dice "es mejor que vayas a casa" y el malo dice "para una vez que sales, quema la ciudad", eso si sobriossssssssssssss, que ni quiero pensar si hay alcohol por medio (que quede claro, solo vinooooooooooooo).
Moraleja propia: Entre el límite del bien y del mal, solo está la cordura. Piensa dos veces antes de hacer las cosas...jejeje.




5 comentarios:

Celia dijo...

Sobre el tema de dejar de comportarnos como somos, le doy muchas vueltas últimamente.Tienes razón es difícil. Tengo claro que cuando se trata de cosas negativas, tenemos, como tu dices, que pensar antes de actuar. Pero y cuando son cosas positivas? como ser demasiado cariñosos, o demasiado generosos.
También debemos controlarnos?

un beso

silvianochesenblanco dijo...

Pues si, Celia, si desde mi punto de mi vista, las muestras de cariño y generosidad pueden dar lugar a malas interpretaciones y tomaduras de pelo. Besos

Celia dijo...

Se que tienes razón que ser así puede traer consecuencias negativas.
Pero que haces cuando te hace infeliz dejar de ser como eres...?

A este paso escribimos a medias la entrada que quiero hacer en mi blog. ;-) llevo días dándole vueltas... pero no me animo. Besote

Humberto Dib dijo...

Hola, mientras recorría blogs al azar, me encontré con el tuyo, me gustó y voy a quedarme, con tu permiso.
Un saludo.
HD

silvianochesenblanco dijo...

Bienvenido Humberto!!, adelante, estás en tu casa, yo también con tu permiso me pasaré por la tuya. Saludos